domingo, 27 de julio de 2008

LOS PROGRES


En la política, antes la cosa era más fácil: o eras de izquierda o eras de derecha. De acuerdo a los tiempos, o estaba bien ser de izquierda o estaba bien ser de derecha.
Después a alguien se le ocurrió no estar ni a la derecha ni a la izquierda, lo que en la práctica significaba que a veces se estaba a la derecha y otras veces a la izquierda; entonces se inventó el centro.
La ubicación de las personas en ese CENTRO comenzó a complicar las cosas. Como la derecha estaba mal vista, los que por entonces comulgaban más con la derecha que con la izquierda se ubicaron en el CENTRO. Pero también se metieron en el CENTRO los que se decían de izquierda pero no querían ser tildados de marxistas.
Así el CENTRO pasó a ser una suerte de conventillo donde convivían tanos y gallegos, por lo que los catalogadores comenzaron a redistribuirlos: los tanos de este lado y los gallegos del otro. Es decir: para acá los de centro-izquierda y para allá los de centro-derecha. No pasó mucho tiempo cuando se vio que algunos de los de centro-izquierda estaban más a la derecha y otros más a la izquierda. ¿Hay que seguir con el relato? Se comenzó a comprobar que era muy difícil catalogar de esta manera y se comenzó a llamar “progresistas” a algunas medidas y “conservadoras” a otras (también están las “regresivas” pero complicaríamos más la cosa).
¿Cómo se sabe cuáles medidas son progresistas y cuáles conservadoras? Muy fácil: primero se determinó quienes eran progresistas y quienes conservadores; las medidas que toman (o quisieran tomar) los progresistas se llaman medidas progresistas y las que toman (por lo general las toman) los conservadores se llaman medidas conservadoras.
Como otra vez se complicó el asunto, parecía que los catalogadores iban a tener que entrar en funciones. Pero por suerte todo se solucionó. Los progresistas (o progres, como les decimos en el barrio) se adueñaron de la escena y dicen cuales medidas se llaman así y cuales asá.
¿Qué decís? ¿Que por tu manera de pensar te llaman conservador (o facho) y vos quisieras ser llamado progre?
Lo siento m’ijo: la división ya fue hecha.

2 comentarios:

Diego dijo...

¡VIVA PERÓN!

Adolfo Calatayu dijo...

Jajajajajajajajaja,o sea,los de la "tercera posición" están fritos no?
Un gran abrazo