domingo, 28 de diciembre de 2008

LO QUE NO FUE (¿SERÁ?)


Me doy cuenta la enormidad de tiempo que hace que no publico en este blog. Parece que me dormí en los laureles (como decían nuestras maestras de la primaria, nuestros profesores de la secundaria, nuestros empleadores o jefes...etc.). Y no es que no tenga qué decir. Ya "escribí" en mi cabeza montones de entradas. Sólo se trata de vagancia o fiaca, como decimos los argentinos en una palabra intraducible.
Voy a hacer una pequeña listita de las cosas que debería haber escrito y no escribí, con una pequeña explicación si hiciera falta (sin orden cronológico):
1.- Feliz Navidad.
2.- Feliz año Nuevo.
3.- Feliz mi cumpleaños 64º (27 de diciembre)
5.- Feliz regreso al mundo de los vivos (leer la entrada "Testimonio" en mi blog "Nuestra fe católica")
6.- El fin de las AFJP. (mejor dicho mi duda que surge de la eliminación)
7.- El bombardeo israelí en Gaza (ayer)
8.- Porqué San Lorenzo perdió el campeonato por diferencia de goles, cuando la diferencia estaba a su favor.
9.- Cosas sin valor que encontré, cuando creía haber encontrado cosas sin valor (¿coincidencia,casualidad o destino?)
10.- Por qué se puede estacionar en los lugares donde no se puede estacionar (especialmente un detalle curioso: algunos que estacionan donde no se puede, colocan un cartel de "prohibido estacionar" para que sólo ellos estacionen. Hay fotos)
11.- Una duda existencial ¿Está permitido untar en el pan el dulce de leche "Colonial" de La Serenísima? (En europa no se consigue. Aquí lo usual es comerlo a cucharadas)
12.- La vigencia del "día de los inocentes" (no "de los santos inocentes", porque eso es religioso)

Seguramente en los próximos días voy a escribir sobre algunos de estos temas. Pero si alguno tiene ya alguna preferencia, puede solicitarlo y gustosamente saldré de mi modorra para complacerlo.
Eso si. No pidan ninguna de las tres primeras propuestas porque se agotan en el enunciado.

lunes, 17 de noviembre de 2008

MERECIDO PREMIO

Espero ansioso en la mesa adjudicada, mirando con odio a los que me rodean. Todos ellos son mis competidores y por lo tanto no puedo menos que odiarlos.
Puedo percibir en ellos el mismo odio tratando de ser disimulado por una falsa sonrisa.
Hasta que llega el momento:
El premiado es... ¡Las contradicciones!
Ahora sí. Me encamino a recibir el premio. El odio se transforma en desprecio a esos horribles seres que me abrazan siendo incapaces de ser premiados. No hablan, pero comprendo que murmuran: "¡claro! ¡porque es el padre!". Cuando llego al escenario, mi sentimiento ya es de compasión. Mis palabras son balbuceantes, emocionadas: "Agradezco el premio a "Buenas salenas, cronopio cronopio"
Lo exhibo a esa manga de babosos.
AQUÍ ESTÁ, ESTE ES:



Dedico este premio y a la vez premio a:
CORTAZARIANA, por su blog "Haga como si estuviera en su casa": Porque en en este mundo mediocre, es una originalidad pasarse leyendo a un buen escritor como Julio Cortázar (¡Y argentino!) y seleccionar textos para postear. También como empuje para que ella comience a publicar su propia literatura (sin errores de ortografía, claro).
ENRIQUE, "humilde posteador" del Perú, por su blog: "Fuera de bromas", por ser educativo, ameno y muy bien escrito.
MAURICE ALVARADO joven sacerdote chileno por su blog "Filotea" y su piadosa ambición de ilustrarnos sobre nuestra fe católica, sin tecnicismos ni amarillismos.
QUIJOTEURBANO, de la República Dominicana, "ingeniero civil durante el día, bohemio en las noches, poeta a todas horas y quijote urbano en los ratos de ocio", por su blog "Poema de Lunes", donde cultiva, ardua y ardorosamente la buena poesía.
RENZO SERRI, hombre maduro de 17 años que desde Chile defiende su fe en el blog "Heartless"
PAULA MARÍA DE BORMUJ, españolísima que desde su blog “Fotografías de un Cráneo Abierto” ha desnudado su alma, mostrándose tierna, sabia, irónica, creyente, escéptica,…
VICTORIA (a las dos mitades de esa dominicana) por el blog "On the Road to Victory", entretenido e ingenioso como pocos.


Antes de bajar del escenario me hacen saber las normas del premio:
Normas del premio:

* 01- Al recibir el premio, se ha de escribir un post mostrando el premio y se ha de citar el nombre del blog a web que te lo regala y enlazarlo al post de ese blog o web que te nombra ganador.
* 02 - Elegir un mínimo de 7 blogs que creas que brillan por su temática y/0 su diseño. Escribir sus nombres y los enlaces a ellos. Avisarles de que han sido premiados con el "Premio al esfuerzo personal". para que lo recojan.
* 03 - opcional. exhibir el premio con orgullo en tu blog haciendo enlace al post que tu escribes sobre el.

Normas que, por supuesto, no voy a cumplir.

jueves, 13 de noviembre de 2008

38º ANIVERSARIO

El 12 de noviembre, Laura y yo cumplimos 38 años de casados.
La comunidad de la parroquia Cristo del Perdón nos hizo estos 2 regalitos que nos emocionaron y que agradecemos.

jueves, 30 de octubre de 2008

AL SERVICIO DEL LECTOR



El diario "La Razón" no quiere problemas para sus lectores. Sabe que, como se reparte en las estaciones ferroviarias, se lee en el tren. Ya allí es difícil resolver los crucigramas. Porque no se tiene lapicera o porque el tren se mueve mucho, o porque se viaja de pie...
Por eso publica los crucigramas ya resueltos.
¡Aprendan los de tan dificultosas revistas como "Crucigramas", "Jocker", "Cruzadas", "Quijote", etc!

martes, 21 de octubre de 2008

ALGO MÁS QUE UN PARO


La cosa es así: me había propuesto no escribir cosas de actualidad, porque esto no es un periódico. Pero a veces la actualidad nos lleva por delante y si uno indaga en ella, va a encontrar patrones universales que permiten ir de lo particular a lo general.
¿Para qué todas estas explicaciones previas? Para justificar que voy a hacer algo que dije que no haría. Pero como este blog está dedicado a las contradicciones, no haría falta este prólogo, que sería una contradicción (lo que lo justificaría).
De lo que quiero hablar es de las huelgas docentes, lo que me va a dar pie para hablar de otro montón de cosas.
Cuando yo era chico, nunca había una huelga docente. Es más: jamás los docentes se adherían a una huelga general. Eso, a mi entender, no los hacía mejores, sólo los ponía en una categoría de marginados de la sociedad. Para ellos, los sufrimientos de su pueblo eran algo ajeno, algo que no les pertenecía. Y no es que ganaran un buen sueldo. Es que la maestra (porque casi no existían los hombres en esta profesión), lo eran porque era lo único que se suponía apto para ellas, si no querían aceptar un destino de “corte y confección”. Después se casaban con un hombre que generalmente ganaba lo suficiente para vivir y el sueldo de maestra era un extra que no siempre se aportaba a los gastos del hogar.
Después, el sueldo de la mujer pasó a contarse con los ingresos familiares, por lo que el sueldo de marido se achicó de tal manera que era imposible sobrevivir sin contar con los dos. Ahí se dieron cuenta de que los docentes no eran una elite, sino obreros como todos los demás y, por tanto, se pusieron a reclamar también por su salario.
El primer movimiento de docentes que vi fue por fines de los ’80 y me alegré. “Por fin son trabajadores”, me dije.
Más tarde la lucha sindical se fue haciendo más intensa y, como en todos los gremios, hubo sindicalistas profesionales.
De esa camada surgieron los que ayer insultaban y escupían frente a la jefatura de gobierno de Buenos Aires.
De esa camada surgieron los que decretan un paro por 48 horas, sin pasar por otras medidas previas, o un paro nacional tras 15 minutos de deliberación (¿Y la consulta a las bases?)
Pongamos las cosas en claro. Estoy absolutamente de acuerdo con los reclamos. El docente debe ganar más que el común de los trabajadores y tener todas las condiciones de trabajo que la dignidad exija. Porque ellos tienen a su cargo nada menos que a nuestros hijos y, así como se plantea la sociedad, las responsabilidades que se le asignan cada vez son mayores.
Y no acepto la respuesta que da el gobierno porteño (que coincide con la de todas las provincias) de que “la plata no está”. El pagar o no pagar es una decisión política. Se puede decidir no arreglar calles y con eso aumentar a los docentes. O bajar el sueldo a los docentes para poder tapar todos los baches. O solventar en su totalidad la salud dejando de hacer todo lo demás.
El asignar los recursos es una decisión política. El gobierno de Cuba, cuya ideología no comparto, nos ha demostrado que, una vez que se fijan prioridades, se pueden cumplir. Ellos decidieron que en la isla debía haber salud y educación, y lo lograron pese al bloqueo y a los magros recursos con que cuentan.
¿No podríamos proponernos lo mismo en un país riquísimo en recursos naturales? Si, claro. Pero para eso necesitaríamos algo que suena extraño en los oídos de los gobernantes, cualquiera sea su signo ideológico: la participación. Si “la plata no alcanza” no es porque no está, sino porque está destinada a otra cosa. Consultemos a los vecinos de Buenos Aires: ¿Calles o educación? Pero hagámoslo con el presupuesto abierto, que el ciudadano pueda ver a qué partida se le puede sacar. Claro que eso es “peligroso” porque podrían verse disminuidos muchos sueldos de funcionarios y legisladores. Ya sé que el argumento es que ni bajando todos esos sueldos alcanzaría para un aumento significativo, pero sería una señal de que todos somos iguales. Este razonamiento puede llevarse a todos los niveles del país. (¿En qué quedó el “presupuesto participativo”?)
En cuanto a los reclamantes docentes: Aplaudo que luchen no sólo por sus salarios, sino también por su dignidad, incluyendo la formación y las condiciones de trabajo. Haciendo esto, los alumnos seguirán recibiendo educación, aunque haya paro. Pero las peleas, los escupitajos, los insultos no son una didáctica conveniente. O, mejor dicho, son absolutamente anti-educación.
El argumento de que se toman como rehenes a los chicos, lo pueden esgrimir ambos bandos en pugna, porque tanto gobernantes como reclamantes lo están haciendo. Unos dicen: “aumenten los sueldos porque si no los chicos se quedan sin derecho a la educación” y los otros dicen: “Trabajen con sueldo bajos, porque si no los chicos se quedan sin derecho a la educación”.
Hace unos años se había implementado una modalidad que consistía en el paro docente con clases explicativas a padres y alumnos sobre los motivos de los reclamos y la necesidad de conservar íntegra la dignidad del trabajador. ¿No habría reeditarlo?
Y una cosita más: dadas las desigualdades económicas y de recursos que existen entre nuestras provincias, ¿no sería bueno una educación nacional, al menos en recursos financieros, aunque se respetaran las organizaciones y diferencias regionales?

Muchas preguntas para tan pocas ideas ¿No? Es que yo no tengo la razón, sólo pretendo que todos razonemos sin ser simplistas.

lunes, 13 de octubre de 2008

EL "CONTINUOSE"

Hay cosas que parecen altamente contradictorias pero no lo son.
El mundo se asombra de algunos hechos escandalosos (si es que hoy en día pueden existir hechos capaces de ser escandalosos)
Con asombro se publican ciertos estudios que revelan que muchas estudiantes universitarias europeas se prostituyen para pagarse sus estudios.
Asombrados, los diarios comentan con títulos catástrofes, el crack financiero mundial.
Culturosos comentaristas de los medios audiovisuales, multimedia y otras yerbas, se lamentan del bajo nivel del los medios audiovisuales, multimedia y otras yerbas.
Y creo que no es necesario seguir enumerando cosas que asombran, para vislumbrar el Apocalipsis mediato o inmediato que acecha a la vuelta de la esquina
El mundo se asombra y a mí me asombra que el mundo se asombre.
¿No habría que echar un vistazo a las numerosas “religiones” que han pululado el último siglo?
No es extraño ese caos que mete miedo, cuando las religiones que adoran a Dios han sido reemplazadas por las que adoran al hombre. Pueden llamarse “psicologías”, “auto-ayuda” o “new age”, pero todas postulan como dios, a este hombre tan imperfecto que ni siquiera puede con su propia osamenta.
“Lo principal es que yo esté bien y lo demás no importa”.
Y con esta frase, el YO, ha pretendido ignorar al mundo, a la humanidad y a Dios, pero el mundo y la humanidad se le están cayendo encima. Dios mira.

BUSCANDO EN EL HORÓSCOPO

Un ejercicio recomendable

Yo no creo en horóscopos. Me cuesta suponer que todos los que nacieron en una determinada fecha tienen el mismo destino. Sin embargo le pude encontrar una variante interesante a ese entretenimiento social.
Maileando con una amiga (¿te gusta el neologismo?) se me ocurrió la cosa. Ella me envió mis características dentro del horóscopo celta y me hizo conocer sobre su opinión sobre lo que ella pensaba, entonces le propuse que nos juntáramos a charlarlo.
El asunto se desarrollaría así:
Tomamos el horóscopo de cada uno y vamos desgranando punto por punto las personalidades diciendo lo que opino yo de mí sobre cada punto y lo que opino de ella.
Después le toca a ella.
Y podemos utilizar todos los horóscopos: el celta, el maya, el egipcio, el chino y el catalán (¿No existe? No importa, lo inventamos)
Así, conociendo lo que cada uno piensa del otro, nos haremos más amigos....
O nos pelearemos para siempre

jueves, 2 de octubre de 2008

LA VERGÜENZA DE HABER SIDO Y EL DOLOR DE YA NO SER.


¿Sos joven o viejo?
Si la carne te empuja a pecar: sos joven.
Si para pecar tenés que empujar a la carne: sos viejo.

lunes, 1 de septiembre de 2008

TRIBULACIONES EN LA OFICINA

¡¿QUÉ DIABLOS PASA?!


¡Como puede ser que hace como tres horas eran las once y media y todavía no son las doce!
¿Es que el mundo se está deteniendo? ¿Es la tala de bosques o la polución ambiental lo que hace que la tierra gire tan lentamente? ¿O será que le falta lubricación al eje? Seguramente el derretimiento de los polos ha producido óxido en los rulemanes.
Espero seis horas más. Si por entonces todavía no son las dos de la tarde, me voy a mi casa.

lunes, 25 de agosto de 2008

LA SUPUESTA DIGNIDAD DEL TRABAJO




Cuando más recrudecía la desocupación laboral, cualquier trabajo que se encontrara era un alivio, ya fuera en blanco, en negro o marginal. Es que no tener trabajo no sólo significaba el hambre, sino también la marginación.

Ese no-ser del marginado, trajo algunos cambios en la sociedad

Unos años antes, el cuentapropista era alguien que había progresado por haber logrado romper las cadenas de la “relación de dependencia” para pasar a ser patrón de si mismo. A partir de la desocupación, ser cuentapropista era hacer obligadamente cualquier cosa que se presentara, por unas monedas. Por eso la competencia se hizo desleal, porque el que no tenía trabajo, hacía por un peso lo que el profesional capacitado hacía por cinco. Y así el trabajo se degradó, no sólo por el precio, sino porque el capacitado perdió clientela y tuvo que ir a trabajar en relación de dependencia, lo que hizo bajar aún más la oferta laboral. Y, por supuesto, los trabajos cada vez se hacían peor.

Otra consecuencia lógica de la desocupación fue que colapsaron la salud y la educación pública. Los ahora desocupados o subocupados, comenzaron a hacerse atender en los hospitales y mandaron sus hijos a la escuela del estado. Pero ya no eran los pasivos integrantes de la pobreza, los que esperaban pacientemente que los atendieran, sino gente acostumbrada a otro nivel que exigía con justicia que se cumplieran sus derechos. Así nacieron los cortes de calles urbanas y otras formas de protesta.

Por la asignación de subsidios y “planes” que pretendían una devolución laboral por la magra asignación que se entregaba, se acuñó la frase: “El trabajo dignifica”.

Y esa frase, repetida continuamente tanto por marginadores como por marginados, justificaban la explotación, porque “más vale ser explotado que ni siquiera ser explotado” (una perlita retórica con que se definía la moderna esclavitud)

San Pablo dice que “el obrero es digno de su salario”. No dice “de su trabajo”.

Yo lo voy a decir crudamente: EL TRABAJO NO DIGNIFICA, LO QUE DIGNIFICA ES LA RETRIBUCIÓN QUE SE RECIBE POR EL.

No. No es que me haya vuelto materialista de golpe. No hablo sólo de dinero. Se puede trabajar en una institución benéfica y recibir como pago el bienestar de los beneficiarios.

Lo que no debe ser, es estar, como dice Atahualpa, “martillando todo el día pa’ que otro se vuelva rico”

Si el trabajo fuera lo que dignifica, los esclavos serían los más dignos y los jubilados los más indignos. ¿O no?

La imagen de la portada pertenece a la obra "Desocupación" de Antonio Berni


domingo, 24 de agosto de 2008

LOS JUEGOS OLÍMPICOS Y LOS VALORES


En estas dos semanas en que se desarrollaron los Juegos Olímpicos, nos vamos enterando (como cada 4 años) de un montón de cosas que hacen al deporte.

Algunos se sienten un poco deportistas sólo por trasnochar para poder ver por TV un juego que quizás hace unos días ni siquiera sabían que existía.

¡Ganamos!, dicen los que hacen de la competencia una cuestión de patriotismo. Y de veras se sienten ganadores, aunque su participación se haya limitado a tomar unos mates frente a la tele.

Mi amadísimo Borges diría “¡que trivialidad!”. Otros desmerecerían los triunfos por tratarse de súper profesionales que pervierten el verdadero significado del deporte.

Tengo que confesar que yo era uno de los que opinaban así, pero ahora prefiero verlo desde otro punto de vista.

Es cierto que los que triunfan o, al menos, participan en los Juegos Olímpicos, son una “nano minoría” de los habitantes del país y que ni siquiera son una muestra del estado físico promedio de ellos, pero el triunfo de un deportista produce efectos colaterales.

Por trivial que parezca, el sentirse ganador “por contagio”, refuerza el estado anímico de la gente por la euforia que produce. En el triunfo de un deportista o de un equipo, decimos “¡se puede!” Y todos felices.

Pero lo más importante es que, como el triunfo deportivo conlleva no sólo fama sino también un bienestar económico, muchos chicos tratan de llegar a lo mismo y se dedican a distintos deportes. Lo más probable es que no lleguen, pero al menos viven una vida sana.

Claro que a causa de eso, muchos padres (los mismos que participan desde el sillón mirando tele), quieren “salvarse” con una futura consagración de sus hijos, y comienzan su explotación, exigiéndole más de lo que debieran. Y que se llegan a trastocar los valores que debieran exaltarse con el deporte.

Pero eso no es nuevo. En la antigua Grecia, lugar donde nacieron los Juegos Olímpicos, ya existía la preocupación por ese cambio de valores que producían.

Se dice que sus orígenes, allá por el 776 aC, tenían fundamentos políticos, militares y religiosos. El pueblo griego cultivaba la inteligencia como atributo fundamental del ser humano, pero eso no impedía que continuamente vivieran en guerras intestinas y con otros pueblos vecinos. Cultivar la inteligencia significaba pasarse horas enteras dialogando peripatéticamente (paseando) o apoltronados en canapés. O sea, que cuando se necesitaba un joven para la guerra, sólo encontraban flacuchos inteligentes. Así que se propusieron exaltar la competencia física, para lograr lo que después los latinos llamaron “mens sana in córpore sano” (Juvenal).

Pero, como no podía ser de otra manera, el propósito se fue desvirtuando y los Juegos pasaron a ser una meta en sí mismos, tanto por la fama que se lograba, como por el bienestar económico que reportaba a los vencedores.

Los judíos de la diáspora sintieron que sus tradiciones se quebraban cuando sus hijos comenzaron a participar de los Juegos.

Sabido es que los atletas corrían absolutamente desnudos, por lo que un judío quedaba expuesto a ser reconocido como tal y ser burlado por su circuncisión y por su misma condición de judío. Por eso, para no repetir su historia, los atletas judíos comenzaron a abandonar el rito de la Alianza, con gran estupor y escándalo de sus padres al saber que sus nietos eran incircuncisos y, por lo tanto, paganos. Eso sin contar que el nudismo estaba prohibido por las leyes religiosas (“No descubrirás la desnudez de tu padre… etc.”)

Al fin, en el 392, el emperador Flavio Teodosio abolió los Juegos Olímpicos que habían sido adoptados por el Imperio Romano (convertido al catolicismo)

Tuvieron que pasar mil quinientos años, para que Pierre de Fredi, barón de Coubertin, restaurara los Juegos.

Y unos pocos años más para que volviera a pervertirse el verdadero significado del deporte.


martes, 12 de agosto de 2008

PRESUPUESTO


Tengo necesidad de hacer un trabajo de albañilería. Busco a un albañil amigo y le explico que quiero hacer un alisado en el piso y algunos remiendos que faltan. Me dice que tiene poco trabajo, así que nos podemos ayudar mutuamente.
El albañil va a casa, mira y diagnostica. Son sólo tres días de trabajo, así que me va a costar mil doscientos pesos de mano de obra.
¡Esa es la suerte de tener albañiles amigos!
Me pongo a hacer cuentas y noto que por cada día de trabajo me cobra $ 400. Si los multiplicamos por los 26 días que se trabajan en el mes (para los cuentapropistas los sábados son un día más de la semana) tenemos que este amigo gana $ 10.400 pesos mensuales.
Me conmueve: ¡Para no humillarme vino a casa en bicicleta y no con su Mercedes!
O quizás…
Se equivocó en la cuenta…
O ese es el motivo por el que tiene poco trabajo…
O se quiere salvar conmigo de los días que no trabaja…
O quizás sólo se trata de la condición moral del ex amigo.
Yo me pregunto: ¿Por qué nos quejamos cuando un poderoso nos explota, si cuando tenemos la oportunidad de reventar al otro lo hacemos sin compasión?
Y lo que es peor: lo hacemos con uno de nuestra misma clase.
Cada vez me convenzo más que no soy para este mundo.

sábado, 2 de agosto de 2008

ERATÓSTENES

Cuando yo estaba en quinto grado, la maestra nos pidió que dibujáramos en el cuaderno “La Criba de Eratóstenes”.
Ante lo que supongo que sería nuestra cara de perplejidad, exclamó exageradamente sorprendida:
– ¿¡¡¡¡Cómo!!!!? ¿¡No conocen la Criba de Eratóstenes!?
No sé si le respondimos o simplemente seguimos mirándola con la misma cara, a la que quizás agregamos algo de temor.
Con un gesto de condescendencia, aceptó rebajarse a nuestra ignorancia y dibujó en el pizarrón un cuadrado con divisiones, en el que escribió todos los números, del 1 al 100. Después comenzó a tachar algunos: 2, 3, 5, 7, 11…
– ¡¡Ahh!! –suspiramos aliviados – ¡Es la tabla de números primos!.
–¡¡No!! ¡¡Es la criba de Eratóstenes!! –nos corrigió la maestra.
Ese fue el primer encuentro con este personaje.

Cuando mis libros pasaron la cantidad de mil, los catalogué y creí necesario darle un nombre a esa pequeña biblioteca que estaba formando. Comencé a indagar sobre distintas bibliotecas (trabajo arduo cuando aún no existía Internet) y así supe de la Biblioteca de Alejandría, un poco más antigua que la mía (se cree que se fundó alrededor del 400 aC) y con algunos libros más (700.000). Y supe que allá por el 236 aC fue su director nada menos que Eratóstenes. Fue mi segundo encuentro.

Así supe que Eratóstenes era un filósofo griego que también era poeta, matemático, astrónomo, geógrafo y todas esas cosas que en la antigüedad se acostumbraba a estar unidas en una sola persona. Vivió doscientos años antes de Cristo y fue el primero que midió la distancia al Sol, la circunferencia de la Tierra y la inclinación del eje terrestre. Todo con una precisión increíble, teniendo en cuenta los elementos con que contaba en aquellos tiempos. Pero lo que quiero destacar es su condición de director de la famosa biblioteca de Alejandría y que, ya octogenario se quedó ciego.
Podríamos aquí hacer aquí un paralelismo con Borges, que también era un bibliotecario ciego. Claro que hay alguna diferencia, porque nuestro poeta ironiza en su “Poema de los dones”:
"Nadie rebaje a lágrima o reproche,
esta declaración de la maestría de Dios,
que con magnífica ironía,
me dio a la vez los libros y la noche"

Pero a Eratóstenes no le resultó tan fácil la cosa. Al comprender que los libros eran ya inalcanzables para él, optó por suicidarse. Sin libros se sentía absolutamente solo, quizás muerto, en ese nuevo mundo de sombras. Pero lo terrible fue la forma de suicidarse: dejó de comer, es decir que murió de hambre. El que muere de hambre sufre atroces dolores porque, después que el organismo consume sus grasas, el estómago comienza a digerirse a sí mismo. Podemos decir que fue un auto castigo, o mejor aún, un castigo a otro.
Nos preguntamos: ¿Castigo a quién? ¿Quién era culpable de su ceguera?: Dios. El tipo le dijo: “¿Me dejaste ciego? Entonces mirá lo que hago con tu creatura” y se mandó el viaje sufriendo lo más posible.
Creí que tanto amor a los libros y, en última instancia, al conocimiento o a la posibilidad de seguir aprendiendo, merece dar nombre a una biblioteca, aunque sea pequeña como la mía.
No se sabe bien porqué desapareció la Biblioteca de Alejandría. La mía sucumbió al fuego. Los libros que ahora tengo están desparramados y sin catalogar. Eratóstenes sabrá perdonármelo.
Un personaje de mi novela "Naufragios" dice parte de lo que aquí escribí. Debo aclarar que fue él el que me plagió y no lo contrario.

miércoles, 30 de julio de 2008

AUTOCRÍTICA

– ¿Cuál es tu mayor defecto?
– Soy demasiado sincero.
Y te quedás creído de que has sumado una nueva virtud a las muchas que ya tenías: la autocrítica.

domingo, 27 de julio de 2008

LOS PROGRES


En la política, antes la cosa era más fácil: o eras de izquierda o eras de derecha. De acuerdo a los tiempos, o estaba bien ser de izquierda o estaba bien ser de derecha.
Después a alguien se le ocurrió no estar ni a la derecha ni a la izquierda, lo que en la práctica significaba que a veces se estaba a la derecha y otras veces a la izquierda; entonces se inventó el centro.
La ubicación de las personas en ese CENTRO comenzó a complicar las cosas. Como la derecha estaba mal vista, los que por entonces comulgaban más con la derecha que con la izquierda se ubicaron en el CENTRO. Pero también se metieron en el CENTRO los que se decían de izquierda pero no querían ser tildados de marxistas.
Así el CENTRO pasó a ser una suerte de conventillo donde convivían tanos y gallegos, por lo que los catalogadores comenzaron a redistribuirlos: los tanos de este lado y los gallegos del otro. Es decir: para acá los de centro-izquierda y para allá los de centro-derecha. No pasó mucho tiempo cuando se vio que algunos de los de centro-izquierda estaban más a la derecha y otros más a la izquierda. ¿Hay que seguir con el relato? Se comenzó a comprobar que era muy difícil catalogar de esta manera y se comenzó a llamar “progresistas” a algunas medidas y “conservadoras” a otras (también están las “regresivas” pero complicaríamos más la cosa).
¿Cómo se sabe cuáles medidas son progresistas y cuáles conservadoras? Muy fácil: primero se determinó quienes eran progresistas y quienes conservadores; las medidas que toman (o quisieran tomar) los progresistas se llaman medidas progresistas y las que toman (por lo general las toman) los conservadores se llaman medidas conservadoras.
Como otra vez se complicó el asunto, parecía que los catalogadores iban a tener que entrar en funciones. Pero por suerte todo se solucionó. Los progresistas (o progres, como les decimos en el barrio) se adueñaron de la escena y dicen cuales medidas se llaman así y cuales asá.
¿Qué decís? ¿Que por tu manera de pensar te llaman conservador (o facho) y vos quisieras ser llamado progre?
Lo siento m’ijo: la división ya fue hecha.

viernes, 25 de julio de 2008

UNA COLITA.



A veces, los comentarios que uno hace no despiertan nada en el otro, pero es uno mismo el que recuerda algunas cosas.
En la entrada anterior, terminaba con una frase: “Lo siento m’ijo: la división ya fue hecha”.
Esas palabras me sonaban en la cabeza como si no fueran mías. No le di mucha importancia porque escribo mucho y lo olvido rápidamente. Por eso a veces me plagio a mí mismo.
Pero esta vez recordé de dónde lo había sacado: es una historia que le oí contar a Borges.
Decía que allá por los ’40, se reunían habitualmente un grupo de amigos escritores, entre los que se encontraban algunos de la talla de Nalé Roxlo, Macedonio Fernández y Bioy Casares. Un día que él faltó, comenzaron a hacer en broma una división entre los literatos argentinos ubicándolos en dos grandes grupos: Florida (más de elite) y Boedo (más de barrio). Al otro día, uno de los amigos le contó a Borges, comunicándole que él estaba en el grupo de Florida.
– ¡Caramba!– comentó Borges – yo hubiera preferido estar en Boedo.
– Lo siento– le dijeron –la división ya fue hecha.
Lo que más sorprendía a Borges que esa división se enseñaba después en las escuelas como si fuera algo serio.

LOS ANDALUCES







Buscando unos términos en andaluz, me encontré con un texto de José Fernando Benito Gascón.
Dice que no pudo ver la película Matrix, pero un Gaditano (de la ciudad de Cádiz) se la contó.
Además de divertido y casi inentendible, podemos ver algunas palabras que hemos heredado de los andaluces o gitanos, como “piva” o “piba”.
El andaluz no es un idioma ni un dialecto, sino una variedad de la lengua española que se habla en Andalucía y que contiene muchos términos que recibieron de los árabes (Andalucía es el último lugar que los moros abandonaron de España).
Si nos interesa ahondar un poquito más, vamos a comprobar cómo contraen palabras, cosa casi vedada al castellano (y que desvelaba a Borges), como por ejemplo “tómpieza” por “todo empieza” o "san quedao" por "se han quedado".
En andaluz al dinero se le dice “parné” o “guita”. De allí nos viene también el decir “ustedes” en vez de “vosotros” y las palabras “tacho”, “fiambrería”, “calesita”, etc
Y no sólo eso: nuestra forma de pronunciar la zeta como ese, también nos viene de los andaluces.
Ahí te dejo un cachito del texto que te mencionaba al principio (aunque en andaluz “cacho” es “pene”)

Tómpiesa con una piva to dergá que está sentá en su cuarto jugando ar tetri en er portáti. De pronto, por la puta cara llegan unos madero que la quieren trincá.

Entonse aparese er malo, er señó Esmí (que no lan tradusío porque en español Esmí é iguá que Góme y Góme no é nombre pa un malo...aunque yo conosco uno que é unijoputa...)
.
Er señó Esmí, que parese de la sía o delefeveí, le pregunta a los madero que san quedao abajo la casa la piva que donde están los demá. Entonse, un madero gordo que sabía quedao abajo por que no podía subí por las escalera esa rara que hay en estadounido por fuera de los bloque, le dise: han subío a trincasla...y Esmí to mosqueao le contesta: po susombre yastán muerto... y er gordo le dise: los tuyo (no, es broma, no le dise ná...)

Totá, que en eso se vé como los madero entran en er cuarto la titi y cuando la van a trincá, la pivampiesa pegá sarto y dasle patá a tormundo...ademá, aquímpiesa a liarse más la cosa porque cada vé que la piva sarta tiene un podé que es como si lubiera dao ar pause der vídeo y se quean to los nota parao.

Si querés el texto completo hacé clic aquí

miércoles, 23 de julio de 2008

ALGO HAY QUE DECIR!



Algo hay que decir.
Eso es lo que dicen los que no tienen nada para decir pero tienen ganas de decirlo. Hoy me siento con esas ganas.
Son unas ganas casi heroicas.: “No sé qué decir, pero es mi deber decirlo”. Por eso voy a decir una pavada para referirme a la estatización de Aerolíneas Argentinas. Al fin de cuentas es también una pavada lo que hicieron. Vendieron una empresa más o menos en condiciones de operabilidad, que los adquirentes pagaron vendiendo parte de los activos que habían comprado (lo que habla de precio vil) y ahora la compran con un pasivo producido, en gran parte, por dichas ventas de activos.
Pero eso no es todo. Algunos creen (sólo los mal pensados) que el mismo gobierno es quien fogoneó a los gremialistas del sector para que, a través de continuos paros desalentaran a los potenciales pasajeros de la empresa, que rumbearon para otras aerolíneas. De esa forma obligarían a esos incapaces empresarios a dejar todo en nuestras manos.
Quiero advertir a los lectores que no me hago responsable de lo que digo, que sólo son lucubraciones de quien no tiene nada que decir pero se siente con la obligación de decirlo.
Por eso es casi sin sentido pensar que este estado, mal administrador por antonomasia, va a bienadministrar (si se me permite el neologismo) para que sea rentable y poder privatizarla (porque todos sabemos que el estado es mal administrador)
Si alguien me tomara en serio, me podría decir que el gobierno que privatizó no es el mismo que ahora estatiza. Si tal pasara, le podría responder con una pregunta ¿De qué lado estaban los que ahora estatizan cuando gobernaban aquellos que privatizaban? ¿Eran opositores? Sé que nadie podrá responderme. Y yo tampoco lo haré, por dos razones. Una por mi propia ignorancia y otra porque este blog sólo se dedica a contradicciones. ¡¡MAESTROS!!!

martes, 22 de julio de 2008

Comunicado

Por compartir lo expresado en él, reproduzco el siguiente comunicado:
Comunicado

En vista de los últimos acontecimientos en la blogósfera, los abajo firmantes, administradores de blogs personales de habla hispana, queremos expresar nuestro rechazo del uso de este medio de comunicación para crear odio, para crear enemistad, para hacer daño, para difamar, para injuriar, para insultar, para engañar.

Rechazamos:

. La suplantación de identidad en los blogs y en Internet en general como medio para desprestigiar a una persona y sembrar la desconfianza entre sus amistades y lectores.. El uso del correo electrónico y de los blogs para hacer circular en masa e indiscriminadamente mensajes llenos de acusaciones de las que en ningún momento se presenta prueba alguna, por la pura intención de hacer daño a alguien con quien exista una enemistad personal.. El uso de los posts y de los comentarios como instrumento impune de mentiras, insultos, calumnias y difamaciones sin el menor escrúpulo.

Apoyamos:
Un modelo de blog en el que por supuesto se defienda la justicia, pero en el que también se cultiven sobre todo la amistad y el buen tono y la cortesía entre los que participen en él de un modo u otro.
. Un modelo de blog limpio de insultos, de odio y de cizaña, y en consecuencia apoyamos el derecho absoluto del administrador del blog a suprimir y a rechazar cualquier comentario que se haya dejado con la sola intención de hacerle daño o de hacer daño a terceros impunememente.
. La denuncia ante las autoridades nacionales de los casos de difamación, injurias, amenazas y otros que se aprovechen del anonimato de Internet para hacer más daño con menor riesgo.

Pedimos:
A nuestros lectores y amigos que deseen, reproduzcan este post en sus blogs y añadan su firma como refuerzo de un ambiente grato y pacífico en la comunidad.
. A las autoridades de los distintos estados que no permitan la impunidad en el uso del blog y de Internet en general como instrumento de mentiras, difamaciones ni amenazas.
. A las distintas plataformas que alojan blogs en toda la red que habiliten los mecanismos necesarios para impedir en el futuro las maniobras dañinas que aquí denunciamos.
. Los administradores de los blogs que participamos en esta iniciativa colaboraremos en cuanto nos sea posible en el descubrimiento y en la denuncia de los casos que se presenten de los aquí mencionados, y pedimos para ello también la colaboración y la buena fe de todos.
Firmado:
http://www.chupateesamandarina-chych.blogspot.com/ (Argentina)http://www.cinecuentos.blogspot.com/ (Uruguay)
http://www.drgoliamiguel.blogspot.com/ (Argentina)http://www.elchologranhermano.blogspot.com/ (Argentina)http://www.encendidaenbuenosaires.blogspot.com/ (Argentina)
http://www.sentado-frente-al-mundo.blogspot.com/ (Ecuador)http://www.tenasantiago.blogspot.com/ (España)
http://www.loslaberintosdeltiempo.blogspot.com/ (Argentina)
http://las-contradicciones.blogspot.com

lunes, 21 de julio de 2008

LA SUPERIORIDAD DEL PERONISMO


Francamente admiro al peronismo que, durante la resistencia, nos estremecía con los discursos que instaban a no pagar la deuda externa y al llegar al poder nos maravillan con el éxito de pagar todo, absolutamente todo, lo que le debíamos al FMI
Me subyuga la habilidad del peronismo que en los años ’50 demostró la conveniencia de la estatización de las empresas públicas, en los ’90 nos convenció que el progreso consiste en privatizar y en este nuevo siglo vuelve a sublimar la estatización.
Me lleva al paroxismo el comprender lo que me explican: que ni Menem, ni López Rega, ni Isabel, ni Lastiri, ni…, ni…. eran peronistas.
Sólo espero el momento en que me hagan entender que Perón y Evita tampoco eran peronistas.

DON JUAN DE LA CRUZ ALCENO



Posible retrato de Alceno

Muy poco es lo que se ha podido rescatar de este fructífero autor. El tiempo y las guerras con sus persecuciones, fueron acabando con sus libros.
Pero para comenzar un estudio del escritor, es preciso dar una síntesis de su biografía.
Nació aproximadamente en 1532 en Madrid y murió en Valladolid en 1585; más exactamente el 13 de junio. Esta última fecha la conocemos gracias a la biografía-estudio con que Julio Pérez Vargas prologa el libro “El Herrero Ciego” (póstumo de Alceno)
Como es natural, poco se conoce de su vida, menos que de su obra. Se sabe (o se cree) que se casó con Mercedes del Real Mendonça, hija de un noble de gravitación en la vida política del momento. Este casamiento, si bien le permitió la vida holgada por la que pudo dedicarse a las letras (él provenía de una familia humilde), también lo hizo acreedor de las persecuciones que acabaron con su vida y con su obra.
Aunque prácticamente olvidados, sus libros suelen comentarse muy de vez en cuando. Lo que justamente me llevó a estudiar su personalidad a través de sus libros, fue un artículo que el gran periodista tucumano José Tolosa, hizo aparecer en el suplemento literario del periódico “Decid!” de su provincia natal.
Tolosa titula este artículo “El hermetismo de Juan de la Cruz Alceno” y pone un llamativo subtítulo: “El parecido con Bvrönter”. Pese al encabezamiento prometedor, poco dice en realidad sobre Alceno y sólo se limita a comentar sus libros “El Manto” y “Sombras de Antes” y compararlos con el “Tromeo” de Bvrönter.
Aunque hace suponer que Alceno se basó en el célebre escritor prusiano, Tolosa evita inteligentemente hablar de plagio. De haberlo hecho, su excelente artículo se hubiera convertido en simple charlatanería ante la imposibilidad de probarlo.
En efecto. Se puede demostrar fehacientemente la imposibilidad de que ningún libro de Bvrönter llegara a manos de Alceno.
Tampoco se puede hablar de “sincronismo”. El porqué lo encontramos en la definición que de ese fenómeno literario hace el profesor Carmelo Bonet: "Llamamos sincronismo a la contemporaneidad, a la simultaneidad con que aparecen en distintas latitudes los hechos estéticos”. Es decir que el sincronismo es la simultaneidad de hechos y no similitud de frases, como sucede en los libros citados. Es más: la página 182 de “El manto” repite, palabra por palabra, la 204 del “Tromeo”.
¿Dónde está la respuesta a este misterio? Después de largas cavilaciones y de haber recorrido decenas de bibliotecas y archivos. Después de haber analizado una a una las miles de palabras escritas por ambos autores, lo pude descubrir.
He descubierto el hilo sutil que une a don Juan de la Cruz Alceno, Julio Pérez Vargas, “El Herrero Ciego”, Mercedes del Real Mendonça, José Tolosa, el periódico Decid!, “El Manto”, “Sombras de Antes”, “Tromeo” y Bvrönter.

domingo, 20 de julio de 2008

FICCIÓN

Lo que quiero relatar es pequeñito, breve.
Existió un Fernando, pero hace mucho... O tal vez se llamaba...digamos... ¡Miguel!
Pongamos que se llamaba Fernando Miguel o Miguel Fernando.
Eso es todo.
La pregunta de ahora (o la duda de ahora) es. ¿Existió realmente?

INTRASCENDENCIA

Fernando Miguel (o Miguel Fernando, que sus biógrafos no se ponen de acuerdo en el orden) llevaba anotados meticulosamente todos actos de su vida. En la página titulada “Mis hechos trascendentes” sólo decía “He muerto

domingo, 13 de julio de 2008

ALGUNOS SON MÁS IGUALES


Este diálogo es real.
Sucedió hoy a las 9:45 hs en una panadería de Moreno.


Cliente (con acento español): …y media docena de churros.
Panadero: ¿Con dulce o sin dulce?
Cliente: Del más barato.
Panadero: Cuestan igual.
Cliente: Entonces del más caro.

viernes, 11 de julio de 2008

¡ES UNA VERGÜENZA!...


¡…una verdadera vergüenza!
¡Los argentinos no respetamos la historia, ni las tradiciones, ni nada!
El año pasado habíamos inaugurado una nueva tradición: los 9 de Julio nieva en Buenos Aires. Inconstantes como somos, apenas pasado un año, la olvidamos y vuelve a no-nevar. Una lástima. Una tradición tan nuevita y ya echada a perder. Es cierto que con esa actitud estamos inaugurando una nueva: los 9 de Julio no nieva en Buenos Aires.
Se me dirá que eso es retomar la vieja tradición. De ninguna manera lo acepto. Las tradiciones son como la virginidad, cuando se rompen ya no se retoman. Esa venía quién sabe desde cuando, porque la vez anterior que nevó en Buenos Aires (1919) fue en junio.
En definitiva, la del año pasado fue una tradición trucha que duró 366 días y que ni siquiera inspiró una cumbia (en la de 1919, Agustín Bardi escribió un tangazo: “¡Qué noche!”)
Lo cierto es que nuestra inconstancia hizo que se fundieran muchos empresarios que habían organizado los “Juegos Invernales de Burzaco”.
Propongo que importemos de Europa tradiciones que hayan probado su resistencia al tiempo, como la nieve en navidad, así podemos festejar como corresponde el próximo 25 de diciembre

lunes, 7 de julio de 2008

ALGUNOS DE MIS AFORISMOS

* Nadie es feliz contra su voluntad.

* El futuro no tiene ventanas por donde poder echar una ojeada.

* Las rutinas son las que nos sostienen cuando se debilitan las convicciones.

* La libertad no es más que una serie de rutinas que, traducidas a un lenguaje crítico, podrían llamarse instinto.

* Independientemente de la edad, la vejez llega cuando se deja de tener proyectos, cuando los pensamientos están puestos en ayer, más que en mañana.

* Por mucho que se haya destruido todo, siempre habrá alguien dispuesto a empezar de nuevo.

* Quien necesita pruebas para creer, no creerá en las pruebas

(¿O SON AJENOS?)

viernes, 4 de julio de 2008

CON MOÑITO Y TODO.


¡Aleluia! ¡Más contradicciones para mi blog!
¡¡¡Me regalaron un celular!!! (ver la entrada “Regalo”)
Como el 3 de julio no es mi cumpleaños, supongo que es el cumpleaños del celular. Por lo tanto rectifico: Me regalaron a un celular.
Lo bueno es que es bastante primitivo, lo que me ahorra las comparaciones. Y no le voy a dar el número a nadie, así que no voy a recibir llamadas que me alteren.
¿Para qué lo quiere, entonces? Te preguntarás.
Obvio… para pedir comida china.

miércoles, 2 de julio de 2008

DE CADÁVERES Y POLICÍAS

El otro día murió una vecina. Nos enteramos porque en la puerta había una ambulancia, un patrullero, la policía científica y muuuuchos curiosos.
Cuando pasaron unos días y a los vecinos les extrañó no encontrarla en la puerta hablando mal de todo el mundo (incluyendo a hijos, nietos, hermanos…), llamaron y, de acuerdo a sus deseos, la encontraron muerta.
Este episodio me hizo recordar otro que viví hace unos años.
En la casa de al lado de mi vieja, vivía una mujer de unos 40 años, con su hija de 17. Estaba medio “alterada” y continuamente decía que iba a matar a la hija y se iba a suicidar. Como a todos los que dicen eso, nadie le llevaba el apunte.
Hasta que un día, la vecina de enfrente empezó a sentir mal olor. Nosotros no, salvo el olor que solía venir del frigorífico cuando soplaba viento del sudeste. De allí saque la conclusión de que nuestros sentidos dependen más de nuestros pálpitos que de nuestros órganos.
A la semana llamó a la policía. Vinieron dos agentes en colectivo (la cosa no ameritaba un patrullero). Como es habitual en estos casos, llamaron a dos vecinos como testigos. Vinimos: Martín, que vivía a 70 metros de allí y yo. La vecina denunciante se quedó mirando detrás de la reja de su casa.
Uno de los canas anunció ceremoniosamente:
– ¡Voy a entrar! – y pegó una patada a la puerta con todas sus fuerzas.
Por suerte estábamos nosotros atrás, de lo contrario hubiera quedado colgado del cerco por el rebote.
– ¡En las películas sale bien! – protestó tibiamente.
Fui a buscar una barreta y con ella pudimos entrar. Manoteé la llave de la luz pero nada.
– ¿No tienen linterna? – pregunté.
Ante la respuesta negativa y el miedo que teníamos todos de entrar a oscuras, opte por ir a buscar una linternita que tenía en casa de mi vieja.
Con ella entramos. Yo adelante, alumbrando alternativamente distintos lugares con el pequeñito haz de luz. Detrás los dos policías y más atrás Martín silencioso y temblando.
En el pasillo opté por alumbrar hacia la izquierda, hacia uno de los dormitorios. Cruzada en la cama, con los pies sobre el piso, estaba la chica. Nos acercamos y notamos que tenía los brazos morados desde los dedos a los codos.
– Creo que aquí está la otra – gritó uno de los policías que había salido.
Efectivamente, en el otro dormitorio estaba la madre. Acostada, tapada hasta el cuello, con las frazadas muy lisitas, muy bien acomodadas. Al costado de la cama, sobre una silla, había un vaso vacío y una botella también vacía. No recuerdo de qué era la botella.
¿Hace falta que diga que las dos estaban muertas? Eso sí, no sentí ningún olor, lo que corrobora mi percepción sobre el origen de los sentidos.
Fui al medidor y, viendo que la luz había sido cortada por falta de pago, la reconecté y volví a la casa. El cana de la patada estaba revisando todo.
–No toques nada –le dije
–Estoy buscando direcciones para llamar – me contestó.
Me quedé vigilando que no se afanara nada, mientras miraba alrededor. Todo ordenado, todo absolutamente limpio. El otro llamó por esos handys que había por entonces y contó lo sucedido. El mismo comisario le dijo desde el otro lado
–No toquen nada que voy pasa allí.
Habiendo verificado que no había guita ni ninguna otra cosa pequeña para robar, me fui a mi casa. Cuando le conté a Laura, se fue para allá. Después me contó que vino una ambulancia y se llevó los cadáveres. El comisario hizo entrar a todos los vecinos, que ya se habían amontonado en los alrededores. Les mostró que todo estaba sin señales de violencia. Los vecinos miraron, tocaron, hicieron suposiciones, afirmaron haber vaticinado este desenlace se fueron. El comisario dejó al de la patada en la puerta y se fueron todos.
Nunca me llamaron a firmar nada ni se vio a nadie investigando. Martín me contó que a él le hicieron firmar un papel que ni leyó y tampoco lo llamaron más. A los pocos días vino el ex marido de la mujer y vendió la casa. Me quedé pensando que las cosas no pasan como en las películas ni como en las series de TV.
El jardinero del nuevo propietario solía decir que se notaba que el alma de las mujeres seguía en el lugar y aconsejaba llamar a un cura para bendecir la casa. Pero como el dueño no era creyente no lo hizo ¡Y así le fue!. Al poco tiempo tuvo que vender.
Ahora hay un nuevo dueño y parece que tan mal no le va. Será que los espíritus ya abandonaron la casa.

martes, 1 de julio de 2008

REGALO

Paráfrasis (cuasi-plagio) actualizado de “Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda al reloj” de Julio Cortázar (“Historia de Cronopios y de Famas”)

Pensá en esto: cuando te regalan un celular te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el celular, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, japonés con mensajes de texto, memoria infinita, fotos y videos; no te regalan solamente ese menudo compañero que atarás a tu cintura o colgarás de tu cuello y pasearás con vos. Te regalan, –no lo saben, lo terrible es que no lo saben–, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de vos mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su clip como un bracito desesperado colgándose de tu cinturón. Te regalan la obligación de cargar la batería periódicamente para que siga siendo un celular; te regalan la obsesión de atenderlo en cualquier tiempo y lugar, de contestar los mensajes de texto más triviales como si fueran mensajes divinos, de comprobar si está conectado y si tiene señal. Te regalan el temor de que el mundo te haya abandonado si pasaron más de diez minutos sin recibir llamados. Te regalan el don de abstraerte de todos los que te rodean, amigos, familiares y amores, para atender con exclusividad a ese invisible interlocutor que te acecha desde el infinito.
Con ese regalo te traen además la agilidad para salir violentamente de la clase, de la conferencia, de la reunión o de la misa para ocuparte de ese viajero que te visita desde el espacio; o de sentirte un traidor si lo desconectás. Te traen la posibilidad de convertirte en un bufón, gesticulando, riéndote solo mientras golpeás con veloz habilidad sus diminutos botones, con cara de “¡qué-vivo-que-soy-que-ingeniosa-respuesta-estoy-escribiendo!”.
Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca y la seguridad de que es un modelo superior a todos los demás.
Te regalan el temor de que estés desactualizado con los últimos avances en materia de celulares
No te regalan un celular. Vos sos el regalado, a vos te ofrecen para el cumpleaños del celular.

Te recomiendo que apagues el celular y leas al venerable autor original.

DE POESÍA, HUMOR Y MORAL

¿De veras que no conocés a ningún “viejito beato” como este don Guido?

Llanto de Las Virtudes y Coplas
por la Muerte de Don Guido


Al fin, una pulmonía
mató a don Guido, y están
las campanas todo el día
doblando por él: ¡din-dan!

Murió don Guido, un señor
de mozo muy jaranero,
muy galán y algo torero;
de viejo, gran rezador.

Dicen que tuvo un serrallo
este señor de Sevilla;
que era diestro
en manejar el caballo
y un maestro
en refrescar manzanilla.

Cuando mermó su riqueza,
era su monomanía
pensar que pensar debía
en asentar la cabeza.

Y asentóla
de una manera española,
que fue casarse con una
doncella de gran fortuna;
y repintar sus blasones,
hablar de las tradiciones
de su casa,
escándalos y amoríos
poner tasa,
sordina a sus desvaríos.

Gran pagano,
se hizo hermano
de una santa cofradía;
el Jueves Santo salía,
llevando un cirio en la mano
–¡aquel trueno!–
vestido de nazareno.
Hoy nos dice la campana
que han de llevarse mañana
al buen don Guido, muy serio,
camino del cementerio.

Buen don Guido, ya eres ido
y para siempre jamás...
Alguien dirá: ¿Qué dejaste?
Yo pregunto: ¿Qué llevaste
al mundo donde hoy estás?

¿Tu amor a los alamares
y a las sedas y a los oros,
y a la sangre de los toros
y al humo de los altares?

Buen don Guido y equipaje,
¡buen viaje!...
El acá
y el allá,
caballero,
se ve en tu rostro marchito,
lo infinito:
cero, cero.

¡Oh las enjutas mejillas,
amarillas,
y los párpados de cera,
y la fina calavera
en la almohada del lecho!
¡Oh fin de una aristocracia!
La barba canosa y lacia
sobre el pecho;
metido en tosco sayal,
las yertas manos en cruz,
¡tan formal!
el caballero andaluz.

Antonio Machado

EL SECRETO DEL ÉXITO


“Soy una puta, soy una bruja. No me importa lo que digas; estoy tan perdida. ¿Me encontraré a mí misma alguna vez?…la vida es corta, rompé las reglas, perdoná fácil, besá lento, amá de verdad, reí sin control. Nunca te arrepientas de algo que te haya hecho sonreír”. Ruslana Korshunova (Modelo. Se suicidó, a los 20 años, el 28 de junio de 2008)

domingo, 29 de junio de 2008

LA CONTRADICIÓN DE “LAS-CONTRADICCIONES”

Más contradictoria de lo que creés. En la entrada anterior, menciono a “la entrada anterior”. Pero descubro que la escribí pero no la publiqué. Para eso lo hago ahora con una advertencia:
ESTA ES LA ENTRADA ANTERIOR DE LA ENTRADA ANTERIOR. Una suerte de entradanterior al cuadrado.

¿Pa’ qué querés un blog, si no escribís nada en el?
Es cierto, hace rato que no escribo nada (postear se dice ¿no?), no por vagancia,(siempre decimos lo mismo) sino porque he descubierto que las contradicciones que nos aquejan me hacen mal. La presión me subió hasta 22 y no baja de 16, por lo que he resuelto tomarme las cosas a broma. Trataré de que las mismas contradicciones que me hicieron hipertenso, comiencen a hacerme reír. Eso sí, no voy a buscar dónde están las contradicciones en lo que escribo ni a buscar contradicciones para escribir. Al fin de cuentas, en este mundo ruin, todo encierra alguna contradicción. Y si encontrara algo que no fuera así, ponerlo en el blog sería una contradicción con el tema. Y todos felices…
Perdón por ser contradictorio.

AMIGOS SON LOS AMIGOS

Algún día habría que escribir algo en serio sobre las recomendaciones que nos hacen nuestros amigos y –porqué no– las que nosotros hacemos. Un médico, un albañil, un medicamento, un cura, un método anticonceptivo… cualquier cosa es factible de ser recomendada. En ese escrito habría que incluir un manual de cómo librarse de ellas o, al menos, no creerlas.
Vamos al grano, aunque nos cobren retenciones. Como aparentemente los médicos no dan con la tecla para solucionar el problema de la hipertensión que conté en la anterior entrada, un amigo me recomendó ir al hospital Sommer de Rodríguez (de la ciudad de Gral Rodríguez, no de don Rodríguez)
–Es mucho mejor que cualquier clínica – me dijo- Ni siquiera hay gente. Sacás turno por teléfono y podés llegar fácil y rápido tomando en Rodríguez un colectivo que te deja en la puerta.
Como no puedo suponer que mi amigo no habló de buena fe, tengo que pensar algunas alternativas:
1.- Él no fue nunca.
2.- Fue en auto.
3.- Fue en verano, cuando hay menos enfermos.
Voy a tratar de explicar cuál es el motivo de estas lacrimosas quejas.
Laura me sacó el turno con el cardiólogo, para el martes 24 de junio a las 9 de la mañana. Ese día a las 7 salí a tomar el colectivo en la ruta para llegar a Rodríguez. Buen servicio. No tuve que esperar mucho. Me senté en La Reja, en el último asiento. Todo bien, hasta que pasamos el límite del partido de Moreno, cuando la ruta comienza a hacer saltar el colectivo.

(ADVERTENCIA AL LECTOR: AQUÍ COMIENZA UNA BREVE DIGRESIÓN DE AÑORALGIA, QUE PUEDE SER SALTEADO SIN QUE AFECTE A LA CONTINUIDAD DEL RELATO)
Explico: En 1951, cuando me fui a vivir al barrio donde hoy vivo, la ruta era mas angostita, de hormigón armado, con juntas de dilatación rellenas con asfalto. Cada tanto, cuando las juntas se vaciaban, se las volvía a rellenar. Unos años después se puso sobre el hormigón una capa de asfalto y se ensanchó la ruta. Pero las juntas se vacían y la capa asfáltica toma la forma del hormigón, es decir que se forman ranuras. Hace unos años el intendente de Moreno logró que vialidad volviera a recapar la ruta. Pero el convenio era para Moreno, así que comenzaron desde el límite con Rodríguez hasta Paso del Rey. Por eso, a través de los años se fue agravando el problema y quien transite desde Moreno hacia Luján debe someterse a los saltos de la ruta (antes Nacional Nº 7 y ahora Provincial Nº 5)
(FIN DE LA DIGRESIÓN)

Salvo los saltos (que traté de paliar mediante la curiosa formación de un puente con mi cuerpo, apoyando la espalda en el respaldo, para evitar que los saltos golpearan el fin de la columna vertebral), salvo eso, llegué en 20 minutos a Rodíguez
Me puse en la cola del colectivo que va al Sommer y esperé.
Y esperé.
Y esperé.
………
Y esperé.
Y esperé.
………
Y esperé.
Y esperé.
………
El colectivo ya venía lleno (Esos colectivos vienen con pasajeros de fábrica) Cuando saqué el boleto (si, el boleto, cortado por el chofer) tuve el primer atisbo de la distancia. Me costó $ 1,60. Teniendo en cuenta que desde Moreno a Rodríguez sale $ 1,30, me preparé para lo peor.
Para decirlo de una vez y brutalmente: la distancia a recorrer desde la estación de Rodríguez hasta el Sommer es de ¡¡¡22 kilómetros!!! Por suerte a mitad de camino me pude sentar y me dispuse a disfrutar el panorama. ¿Viste esos campos de la provincia de Santa Fe, donde por muchos kilómetros sólo se ve campo y campo; arados unos, sembrados otros, y allá en el fondo algún ranchito? Bueno, esto es lo mismo pero sin arados, sin sembrados y sin ranchitos en el fondo.
Al fin ví la entrada del Sommer. Allí termina ostentosamente la ruta. Y digo “ostentosamente”, porque hay una gran platea de hormigón como para dar la vuelta y volver por donde uno vino. Más allá siguen unas barrosas calles en bajada, por donde es muy peligroso seguir porque se terminan abruptamente y existe un serio riesgo de caer entre las patas de los elefantes que sostienen el mundo.
Pero eso no amilanó al chofer y decidió seguir su marcha como volviendo hacia Rodríguez pero cortando camino. Se metió en el hospital, por una entrada previamente enjabonada para que el colectivo no quedara encastrado pa siempre. (Creo que algún espejo retrovisor puede haber quedado incrustado en las paredes)

(COMIENZA OTRA DIGRESIÓN, ESTA VEZ EXPLICATIVA, QUE TAMBIÉN PUEDE SER OBVIADA, PERO EL QUE NO CONOCE EL LUGAR QUEDARÁ SIN ENTENDER. VOS ELEGÍS) (Perdoná que te tutee, pero como hace tanto que venimos viajando juntos…)
El Hospital Nacional Sommer es una antigua colonia para leprosos. Cuando se descubrió un medicamento que evitaba el contagio, se mandaron los leprosos a su casa y el lugar se transformó en hospital. Ese es el porqué de su instalación en un paraje remoto, y que dentro del predio haya muchos edificios que van siendo refuncionalizados.
El colectivo entra, porque hay más de un kilómetro desde la puerta hasta los consultorios.
(FIN DE LA DIGRESIÓN)

Una vez dentro de la ex – Colonia, comienzan a subir nuevos pasajeros, pero éstos son para volver a Rodríguez. Lo toman al entrar, para ganarle los asientos a los que van a subir cuando el colectivo llega al final (¡Semo vivos o no semo vivos!). Al fin llegamos. Mientras bajamos por la puerta de atrás, los vivos van ocupando los asientos y los giles suben por la puerta de adelante a un colectivo que, como siempre, ya está lleno.

Recordarás que yo tenía turno a las nueve. Lástima que llegué a las diez menos cuarto. Amablemente se me explicó que con gusto sería atendido, una vez concluida la lista de espera. Unos quince. Miré la sala. Un cuarto más pequeño que el comedor de casa, pero lleeeeeeno de gente que tosía, estornudaba, se sonaba la nariz, escupía y se rascaba. Viejos con muletas y chicos que pueden correr con fiebre, con bufandas y con obstáculos (nosotros).
Y si. ¿Qué otra cosa podía hacer? Decidí irme ya y para siempre.
Cuando salí el colectivo ya iba por la esquina. Un paisano que estaba allí, me habrá visto algo en la mirada, porque me dijo:
- Lo bueno es que el colectivo viene en seguida.
Quise contestarle contándole lo que había esperado para venir, pero sólo me salió un
– Pe…pe…pero…
Otra vez el paisano me interpretó, porque continuó con su comentario no pedido
– Uno da una vueltita por ahí y enseguida se pasan los cuarenta minutos.
Dada la inocente pinta del tipo, yo creí que hablaba en serio. Pero se largó a reír. ¡El guacho me estaba cargando!
Me fui caminando hasta la entrada y me puse a esperar en la platea del finisterre, mirando los confines del universo. Pensé: La próxima salida que haga va ser a Ushuaia, ya no estoy para viajes largos.
Hasta que volvió el colectivo. Pero no subí cuando entraba, como los “vivos”. ¡Viajaré parado pero sigo siendo solidario!

FIN DE LA HISTORIA.
Cuando entré en casa grité
– Ponete contenta Laura, ¡Tengo un corazón a toda prueba!

sábado, 28 de junio de 2008

LAS CONTRADICCIONES SON MUCHAS.

Uno mismo también es contradictorio. Y no hay que buscar mucho para encontrarlas. Y si no miremos esto de armar un blog y no “llenarlo”. Sin embargo escribí algunas cosas pero, para seguir siendo contradictorio, no las publiqué. Lo hago ahora, aunque las noticias que menciono ya no están en los medios. Ahí va. Por si a alguien le interesa lo escribí el 19 de marzo.


Para el escritor, el mayor de los problemas que enfrenta es el de encontrar el tema, ya se trate de una obra de teatro, un ensayo o una novela.
Me parece que con el tema que elegí para mi blog, encontré la solución. Aunque quizás haya pecado de exagerado. ¡Es que las contradicciones son tantas que no sabemos por donde empezar!
Lo bueno de Internet (¿Lo bueno?) es que podemos leernos todos los diarios en un ratito y conseguimos material de sobra. Abro hoy “Minuto uno” y ahí nomás empiezan las ideas:
“Acusan a un político de utilizar fondos públicos en servicios sexuales gay". Podríamos buscar los argumentos que puso en su campaña electoral.
Lo mismo podríamos decir del episodio del alcalde de Nueva York cuya contradicción surge sin buscar argumentos, cuando leemos el título que sigue: “El escándalo vende: llegan las tazas y remeras dedicadas al gobernador neoyorkino.”
Y, queriendo encontrar más material, seguimos adelante:
“Barrabravas asaltan a los jugadores de su propio equipo de fútbol”
“La justicia le pone fin al pedido de dos hermanos para legalizar su amor. Son hermanos y tuvieron cuatro hijos”

Con “Crítica Digital”, también tenemos suerte:
“Daniel Peralta confirmará que los fondos de Santa Cruz siguen en Suiza”
“Funcionario de la dictadura tucumana asume en la corte”

Clarín y Página 12 son contradicciones en si mismos. Una, porque son competencia con el mismo propietario y otra porque se supone que el objeto de un diario es informar, pero se elude toda información importante.

Creo que las contradicciones expuestas son demasiado obvias. Mi obligación debería ser buscar contradicciones donde aparentemente no las hay. Tendré que ponerme a trabajar.

Bueno, leyendo lo escrito comprendo que no es una contradicción no haberlas publicado. Ahora lo puedo hacer porque da ternura verlas tan chiquititas, tan poco contradictorias con las que hoy están en boga…

martes, 4 de marzo de 2008

¿Temor o Amor?

Amor – Temor: un tema religioso.

Cuando éramos chicos… (por lo menos cuando YO era chico)… la consigna que tenían nuestros mayores para que nos portáramos bien, era: “…porque si no, Dios te va a castigar”. No eran distintos los argumentos que daban las catequistas (¿Había “catequistos” por aquel tiempo?). Sin cesar nos amenazaban con el fuego eterno del infierno o, al menos, con siglos de purgatorio.

No era extraño entonces, que cuando nos aproximamos a la lectura de la Biblia, al leer “temor de Dios”, no podíamos menos que recordar ese “infierno tan temido”.

La contradicción surgía cuando leíamos en el Nuevo Testamento que “Dios es amor” o “…¿quién de ustedes dará a su hijo una piedra cuando le pida un pan?”. Porque si Dios es bueno ¿Por qué tenerle miedo?

Y se me ocurrió algo más lógico:

Si Dios es amor, sólo depende de nosotros la forma en que lo recibimos. Dios nos ama, aunque nosotros no, ya que ese Amor no es moneda de cambio. A medida que comenzamos a amarlo, es cuando comenzamos a temer ofenderlo.

Es como cuando tememos ofender a un amigo entrañable, aunque sepamos que él nos va a seguir amando igual.

En esta época del New Age, donde el centro del universo soy yo, podemos decir que yo no voy a cambiar a Dios, sino que Él, con su amor, me va a cambiar a mí.

Y yo, con mi amor a Dios, me voy a transformar a mí mismo. Es la metanoia que se nos pide.

Falta un pasito para que eso sea cristianismo: con mi amor a los demás, voy a lograr que la metanoia alcance al mundo.

Es mi fe.

domingo, 2 de marzo de 2008

El saludo

Cada vez que entramos a un comercio acostumbramos a saludar. Pero pueden existir algunas variantes:
1.- Que el dueño del negocio (o despachante) no se encuentre en ese momento en el mostrador, probablemente porque fue a buscar alguna mercadería al fondo. Entonces solemos guardarnos el saludo hasta que éste aparezca (aunque haya en el local otros clientes). ¿Es que nuestro saludo lo destinamos sólo a los poderosos? (en este caso es el que tiene el poder en el negocio)
2.- Si, dado el caso anterior, saludamos a los presentes, lo más probable es que ninguno nos conteste y si alguno lo hace, será mirándonos por sobre el hombro con un "mmmsdiammm".
3.- Cuando regresa el despachante, es muy difícil que nos salude.

De todas maneras creo que estamos concientes que el saludo es algo imprescindible en las normas de convivencia, y que si no saludamos o no nos saludan, "poralgoserá". Entonces me pregunto:
¿Por qué, cuando subimos al colectivo, no saludamos al chofer?